A nivel global, trabajamos sobre cuatro factores claves para mejorar el acceso de las personas a la salud, a diagnósticos oportunos y a los tratamientos adecuados: